volar con bebes exigentes

Qué llevar cuando vuelas con un bebé exigente

En muchas ocasiones las mamás se ven obligadas a viajar solas con un bebé y esto requiere planificación y contar con una serie de elementos para que el viaje no se convierta en una pesadilla para la mamá y el resto de los pasajeros. Hemos conseguido toda esta información de la experiencia de madres que se han tenido que apañárselas en los desplazamientos en avión con un pequeño y sólo dos manos. Estas son las “cosas” que harán que tu vida sea mucho más fácil durante un viaje y sin las que no podrías haberlo conseguido:

1-      Una mochila. Es el mejor equipaje de mano que puedes utilizar en este tipo de viaje. Vas a poder llevarla cómodamente a la espalda. Elige una no demasiado grande pero con muchos bolsillos y compartimentos para que todo el material que necesitas para tu bebé esté dividido y fácilmente a mano en cuanto lo necesites.

 

2-      Una silla paraguas: Que sea fácil de abrir y cerrar con una sola mano. Son más ligeros y estrechos que los normales, lo que hace que sea fácil utilizarlo cuando tienes que callejear con el peque. Incluso los hay que puedes doblarlos como una mesa cambiador, lo que te resultará muy útil, porque no siempre vas a encontrar un baño con cambiador para los bebés y puede llegar a ser complicado cambiarlo  de pañal.

 

3-      Una cuna de viaje. En la actualidad hay modelos muy reducidos y no debes arriesgarte a que al llegar a tu destino el hotel no pueda ofrecerte una cuna aunque la hayas reservado. Si tu bebé es exigente, puede que no se adapte a la cuna del hotel o el colchón le resulte incómodo. Estará mucho más relajado si utilizas la cuna portátil que ya conoce.

 

4-      Un biberón “Mixie “para tener listo su comida en unos segundos. Si tu pequeño es impaciente y exigente en el momento de su comida. Al menos lleva uno de esos aparatitos donde puedes preparar la fórmula para distintas tomas  ya cuantificadas para mezclar rápidamente si necesitas das de comer al bebé durante el vuelo o mientras que esperas en el aeropuerto. Recuerda llevar varias porque hay que contar con los retrasos. Si además le gusta la comida a cierta temperatura, un calentador de biberones portátil que puedes conectar a cualquier enchufe en la sala de espera del aeropuerto (encontrarás muchos disponibles en todo el recinto de la terminal) y durante el vuelo el personal de cabina podrá enchufarlo en la zona del catering.

5-      Un recipiente donde colocar el biberón cuando lo lavas. No siempre vas a encontrar una superficie higiénicamente limpia donde depositar los componentes del biberón para que se sequen. Suelen incluir la escobilla para limpiar el biberón, que resulta siempre tan útil.

 

6-      Una cuchara o juego de cubiertos que venga dentro de una cápsula. Es importante porque de esta forma puedes mantener los cubiertos limpios y listos junto con los pañales o cualquier  otro artículo del bebé y lo mismo si ya están sucios y no tienes donde limpiarlos. Los mantiene aislados del resto de cosas.

 

7-      Mochila portabebés. Una forma cómoda de llevar a tu peque y mantener las manos libres. Recuerda que no siempre podrás ir a pie de avión con el cochecito y de esta forma  puedes llevar a l bebé y tu bolsa sin problemas. Además él estará encantado de estar en constante contacto con tus mama.

8-      Una bañera inflable. Muchos hoteles no cuentan ya con bañera y el lavabo de diseño puede ser muy mono pero muy pequeño para que puedas bañar a tu pequeño. Se infla y desinfla fácilmente y no ocupa apenas lugar en el fondo de la maleta.

9-      Trona de viaje. No sólo te sirve para el restaurante cuando no tienen este tipo de sillas para los niños, sino que puede venirte muy bien cuando estás en la habitación del hotel

 

10-   Algo con lo que el bebé pueda entretenerse durante el viaje. Su muñeco favorito, un móvil de juguete para que no termines dándole el tuyo, el DouDou con el que duerme (puede que quiera  echar una cabezadita durante el vuelo) o cualquier otro juguete que le guste. De esta forma el viaje resultará para todos más fácil y cómodo.

 

Ya tan sólo nos queda desearte un buen vuelo ¡Feliz viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *