Bebés Exigentes: NO PUEDO SOLTAR AL BEBÉ

Muchos bebés exigentes demandan mucho contacto físico de sus cuidadores y además demandan movimiento. Abrazarlos no es suficiente, hay que acunarlos, no dejan opción al que lo abraza para sentarse. Les gusta que les carguen porque además del contacto físico les gusta estar en el lugar de la acción.

 

Algunos bebés exigentes son menos mimosos y se resisten al contacto físico o a pasar mucho tiempo en brazos. Estos bebés son los más díficiles entre los bebés exigentes porque no les satisfacen muchas de las recompensas de sus cuidadores. Si tienes un bebé que al principio no es nada mimoso, no lo tomes de forma personal. A estos bebés les lleva más tiempo aconstumbrarse al contacto físico y puede que con el tiempo llegan a demandar tanto contacto físico como el resto de los bebés exigentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *