Bebés Exigentes: IMPREDECIBILIDAD

Puede ser frustrante darse cuenta que lo que ayer servía para confortar a tu bebé hoy ya no funciona. Los bebés exigentes son impredecibles en este aspecto. Necesitarás echar mano de toda una variedad de trucos para calmarlo.

Acunarlo, pasearlo en el carrito, cantarle canciones de cuna, acostarlo boca abajo, boca arriba, de costado, sentarlo, hacer saltar el colchón de la cama, traerle a la cama con los padres, darle el pecho, bañarlo antes de dormir en agua tibia, dejarle hasta que esté muy cansado antes de llevarle a dormir, llevarle a dormir después de cenar. Algunos de estos trucos conseguían calmarlo por un tiempo pero ningún truco parece servir para siempre.

Además de impredecibles, estos bebés muestran cambios de humor extremos. Cuando están contentos, son extremadamente cariñosos y felices y resultan muy agradables. Pero cuando están tristes, su angustia se la hacen sentir a todos los que están a su alrededor. Con sus emociones parecen no tener termino medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *